BlogBlog volver
  • 6
  • Octubre
  • 2014

La mora del asegurador

Publicado por Redacción en Derecho Civil comentar

Según el artículo 20.4 de la Ley de contrato de seguro, si el asegurador incurre en mora, se le impondrá de oficio el pago de una indemnización consistente en el pago de un interés anual igual al del interés legal del dinero vigente en el momento en que se devengue, incrementado en el 50 por 100, no pudiendo ser inferior al 20 por 100 transcurridos dos años desde la producción del siniestro. Esta indemnización tiene un marcado carácter sancionador y una finalidad preventiva, sirviendo de estímulo para el cumplimiento de la obligación del asegurador.

Para entender cuando el asegurador incurre en mora, debemos acudir al apartado tercero del mismo precepto legal, mediante el que se establece que el asegurador incurre en mora “cuando no hubiere cumplido su prestación en el plazo de tres meses desde la producción del siniestro o no hubiere procedido al pago del importe mínimo de lo que pueda deber dentro de los cuarenta días a partir de la recepción de la declaración del siniestro”.

 

No obstante ello, el apartado 8 del mismo artículo 20 de la Ley de Contrato de Seguro, excluye esta indemnización por mora del asegurador cuando la falta de satisfacción de la indemnización o de pago del importe mínimo esté fundada en una causa justificada o que no le fuere imputable. Sin embargo, y dada la falta de concreción legal de los supuestos concretos que excluye el pago de dicha indemnización por mora, debemos acudir a la jurisprudencia de nuestros Tribunales para poder concretar que debemos entender como “causa justificada” que permita excluir el pago de tal indemnización.

 

Hasta la fecha, puede concluirse que el Tribunal Supremo entiende como justificada la causa en los supuestos en que no ha sido reparado el daño o indemnizado su importe por el asegurador por ser discutible la realidad del siniestro; en el caso de que no pueda saberse si el siniestro está comprendido o no dentro de la cobertura del seguro concertado; si determinadas las causas del siniestro hay sospechas claras de que pueda haber sido originado por el propio asegurado; o cuando sea necesaria la decisión judicial para la fijación exacta de la cantidad a abonar por el asegurador como indemnización ante las discrepancias existentes entre las partes.

 

En definitiva, puede concluirse que desaparece esta obligación cuando de las circunstancias concurrentes en el siniestro o del texto de la póliza surge una incertidumbre sobre la cobertura del seguro que hace precisa la intervención del órgano jurisdiccional ante la discrepancia existente entre las partes. En cualquier caso,  debe tenerse en cuenta que el desconocimiento debe ser razonable, y las sospechas claras, dejando un amplio margen al arbitrio judicial.

 

En este marco, ha sido dictada la reciente Sentencia del Tribunal Supremo, Sala de lo Civil, 332/14, de 18 de junio, que concluye que la discrepancia en las cantidades a consignar por la aseguradora en relación a los daños ocasionados en un accidente de circulación, no exonera a la misma de su obligación de consignación, condenando a la aseguradora a abonar esta indemnización por mora, y ello habida cuenta que en el hecho enjuiciado, el lesionado pudo ser examinado por el médico de la compañía, aportando a la misma todos los informes

médicos necesarios para la valoración de las lesiones sufridas.

 

Por ello probablemente, y especialmente atendido el elevado interés del 20% que la aseguradora debería asumir transcurridos dos años desde la producción del siniestro, unido a la extensión en el tiempo de este tipo de procedimientos judiciales y a la dificultad de encontrar una “causa justificada” que ampare la falta de pago o consignación de la indemnización  percibir, es habitual que las aseguradoras opten por eludir la vía judicial o agotar los recursos de que dispone, optando por un acuerdo extrajudicial a pesar de que las circunstancias del siniestro podrían quedar amparadas en esta exclusión.

 

Artículos relacionados con esta sección:

 

Ley modificación Código de Consumo de Catalunya.

Claves de la nueva Reforma de la Ley de Consumidores y Usuarios.

Las cláusulas "Claim Made" en el seguro de responsabilidad civil.

Déjenos su comentario

Nos encantaría conocer su opinión. Por favor, procure que sus comentarios estén relacionados con esta entrada. Intente también respetar a los demás lectores de este blog. Los comentarios off-topic, promocionales, ofensivos o ilegales serán editados y borrados.

 

Enviar comentario
*Campo obligatorio

Nuestras redes sociales

Newsletter

¿Desea recibir las últimas novedades de Fortuny Legal? Subscríbase a nuestra Newsletter.

Enviar

Nuestras redes sociales

Lo más leído

  1. 1Objetivo: Incapacitación Judicial (Requisitos y Modus Operandi para la incapacitación de personas)
  2. 2¿La resolución registral del arrendamiento evita el desahucio?
  3. 3Las cláusulas "Claim Made" en el seguro de responsabilidad civil
  4. 4¿Debo quedarme una vivienda si no me la entregan en plazo?
  5. 5Nueva reforma de la Ley Concursal

Lo más comentado

  1. 2II Jornada Cumplen Catalunya - Corporate Compliance
  2. 1¿Mediar o pleitear?, ésa es la cuestión
  3. 1Objetivo: Incapacitación Judicial (Requisitos y Modus Operandi para la incapacitación de personas)
  4. 1Cláusula "Rebus Sic Standibus"
  5. 1Enlaces a webs sin conocimiento ni ánimo de lucro: enlace atípico

Último vídeo

II Jornada Cumplen Catalunya - Corporate Compliance | Julio 2017

El Compliance por primera vez en el centro del debate institucional y empresarial catalán.

Ver en: youtube

Categorías

Ver más
Información legal
x

Empresa: FAD Legal Boutique, S.L.P.

NIF: B-65851966

Dirección: Av. Francesc Macià 38, 12-5

Teléfono: + 34 937 242 294

e-mail: info@fortunylegal.com

Valid XHTML 1.0 Transitional

 

Politica de privacidad

Ámbito de aplicación.- La presente política de seguridad afecta a cualquier dato de carácter personal de los usuarios de Internet (en adelante, “los Usuarios”) que visiten la página web https://www.fortunylegal.com/ (en adelante, “la Página Web”), y cumplimenten los formularios de solicitud de reserva disponibles en la misma. Los datos personales de los Usuarios serán tratados exclusivamente por los anunciantes de la Página Web de acuerdo a su propia política de seguridad. La Página Web es gestionada por FAD Legal Boutique, S.L.P. con CIF B-65851966 y domicilio social en Av. Francesc Macià 38, 12-5 (en adelante, “el Prestador del Servicio”).

Información a los Usuarios de la existencia de fichero y solicitud del consentimiento para el tratamiento automatizado de sus datos: En relación con los datos de carácter personal facilitados por los Usuarios, el Prestador del Servicio, como mero encargado del tratamiento, cumple estrictamente la normativa vigente establecida en la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal (en adelante, “LOPD”) y demás legislación que la desarrolla.

Finalidad del tratamiento: Los datos personales facilitados por los Usuarios serán tratados por los anunciantes de la Página Web con la finalidad de gestionar su petición, quedando archivados en ficheros de su responsabilidad.

Derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición: Los Usuarios que faciliten sus datos personales, podrán ejercitar sus derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición, en cualquier momento, solicitándolo por correo postal a los anunciantes de la Página Web y, con carácter subsidiario, ante FAD Legal Boutique, S.L.P. con CIF B-65851966 y domicilio social en Av. Francesc Macià 38, 12-5, incluyendo, copia del DNI o NIF del titular de los datos. En este segundo caso el Prestador del Servicio se limitará a tramitar su solicitud al anunciante que corresponda, según lo establecido en el artículo 26 del Real Decreto 1702/2007.

Seguridad.- El Prestador del Servicio asegura la absoluta confidencialidad y privacidad de los datos personales recogidos y por ello se han adoptado medidas técnicas y organizativas de seguridad para evitar la alteración, pérdida, tratamiento o acceso no autorizado y garantizar así su integridad y seguridad; especialmente las previstas en el Real Decreto 1720/2007, de 21 de diciembre, por el que se aprueba el Reglamento de desarrollo de la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de protección de datos de carácter personal. El Prestador del Servicio no será responsable, en ningún caso, de las incidencias que puedan surgir en torno a los datos personales cuando se deriven bien de un ataque o acceso no autorizado a los sistemas de tal forma que sea imposible de detectar por las medidas de seguridad implantadas o bien cuando se deba a una falta de diligencia de los Usuarios en cuanto a la guardia y custodia de sus claves de acceso o de sus propios datos personales.

Veracidad de los datos.- Los Usuarios son responsables de la veracidad de sus datos, comprometiéndose a no introducir datos falsos y a proceder a la modificación de los mismos si fuera necesario.

¿Necesita ayuda?

Nombre*:
E-mail*:
Teléfono*:
¿En qué podemos ayudarle?*:
Enviar *Campo obligatorio.

Política de cookies